Un vistazo al diseño web

Cada vez la presencia en Internet de las personas, las empresas e instituciones es más importante. Muchas personas y entidades cuentan con sitios web para dar a conocer y promocionar su profesión, producto, servicio o lo que sea. El éxito de un sitio web depende de muchísimos factores, pero su diseño es uno de los más importantes.

A nadie le gusta navegar por un sitio web que desagrade visualmente, que no sea funcional y que acceder a sus opciones sea todo un problema. En resumen, que traiga más desventajas que ventajas.

Contar, entonces, con un sitio atractivo, que sea fácil de interactuar y que satisfaga nuestras necesidades desde el punto de vista operacional, depende de una sola persona: el diseñador web.

Toda persona o entidad que desee tener un espacio en la red de redes, un espacio útil y que atraiga numerosas visitas, necesita contratar un diseñador web. Esta es la persona que se encarga de planificar, diseñar e implementar sitios online. Para ello, un diseñador web tiene en cuenta la navegabilidad, empleo, interactividad y arquitectura de la información, así como los elementos multimedia.

El diseño de sitios web pasa por tres fases esenciales:

1- El diseño visual de la información que mostrará el sitio. En esta etapa el diseñador distribuye y organiza los textos, las imágenes, los vídeos, los archivos de audios, los gráficos y todos los elementos multimedia que vaya a mostrar el sitio. En esta fase el diseñador se encarga de distribuir los enlaces a otros sitios. Toda esta labor se hace casi siempre en un boceto o prediseño en papel antes de ser llevada al espacio virtual, lo que permite que luego, en el ordenador, haya menos equivocaciones.

2- La estructura y organización jerárquica de las páginas que conformarán el sitio web. Cuando el diseñador termina el boceto, como es lógico, lo lleva al ordenador. Para poder hacer esta labor y establecer los vínculos entre los textos emplea el lenguaje de marcación de hipertexto o HTML.

3- Posicionamiento en buscadores -o SEO,  de acuerdo a sus siglas en inglés-. En esta última fase el diseñador despliega una serie de estrategias para posicionar lo mejor posible el sitio en Internet, lo que se traduce en que el sitio esté entre los primeros lugares de las listas de los buscadores. Así, cuando alguien busque una palabra o frase en Internet relacionado con el contenido de nuestro sitio, este saldrá entre los primeros resultados.

Leave a Reply