Si la educación es de calidad, vale la pena la inversión

Si la educación es de calidad, vale la pena la inversión pues siempre vas a ganar mucho más de lo que inviertas. No hablo solo del doble como estipular las primeras leyes de la economía y los negocios. Sino más en el sentido de recursos inmateriales. Pues la educación es una inversión que puede tener una parte cuantificable, pero otras ventajas responden solo al mundo calificable. Así lo demuestran las opiniones EAE en las cuales el sentido de inversión se relaciona con la palabra futuro como en ningún otro momento.

La educación es de calidad cuando está encaminada a recompensar las aspiraciones del conjunto de los sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida. Si, al hacerlo, se logran efectivamente las metas que en cada caso se buscan; si es fundada mediante procesos culturalmente pertinentes, cultivando óptimamente los recursos necesarios para ofrecerla y asegurando que las oportunidades de recibirla, junto a los beneficios sociales y económicos derivados de la misma, se intercambien en forma equitativa entre los diversos sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida.

 

Otro de los elementos a considerar es la promoción de la participación activa del alumnado, tanto en el aprendizaje como en la vida de la institución.