Un vistazo al diseño web

3Cada vez la presencia en Internet de las personas, las empresas e instituciones es más importante. Muchas personas y entidades cuentan con sitios web para dar a conocer y promocionar su profesión, producto, servicio o lo que sea. El éxito de un sitio web depende de muchísimos factores, pero su diseño es uno de los más importantes.

A nadie le gusta navegar por un sitio web que desagrade visualmente, que no sea funcional y que acceder a sus opciones sea todo un problema. En resumen, que traiga más desventajas que ventajas.

Contar, entonces, con un sitio atractivo, que sea fácil de interactuar y que satisfaga nuestras necesidades desde el punto de vista operacional, depende de una sola persona: el diseñador web.

Toda persona o entidad que desee tener un espacio en la red de redes, un espacio útil y que atraiga numerosas visitas, necesita contratar un diseñador web. Esta es la persona que se encarga de planificar, diseñar e implementar sitios online. Para ello, un diseñador web tiene en cuenta la navegabilidad, empleo, interactividad y arquitectura de la información, así como los elementos multimedia.

El diseño de sitios web pasa por tres fases esenciales:

1- El diseño visual de la información que mostrará el sitio. En esta etapa el diseñador distribuye y organiza los textos, las imágenes, los vídeos, los archivos de audios, los gráficos y todos los elementos multimedia que vaya a mostrar el sitio. En esta fase el diseñador se encarga de distribuir los enlaces a otros sitios. Toda esta labor se hace casi siempre en un boceto o prediseño en papel antes de ser llevada al espacio virtual, lo que permite que luego, en el ordenador, haya menos equivocaciones.

2- La estructura y organización jerárquica de las páginas que conformarán el sitio web. Cuando el diseñador termina el boceto, como es lógico, lo lleva al ordenador. Para poder hacer esta labor y establecer los vínculos entre los textos emplea el lenguaje de marcación de hipertexto o HTML.

3- Posicionamiento en buscadores -o SEO,  de acuerdo a sus siglas en inglés-. En esta última fase el diseñador despliega una serie de estrategias para posicionar lo mejor posible el sitio en Internet, lo que se traduce en que el sitio esté entre los primeros lugares de las listas de los buscadores. Así, cuando alguien busque una palabra o frase en Internet relacionado con el contenido de nuestro sitio, este saldrá entre los primeros resultados.

Motoazadas marca Honda, las mejores en el mercado

¿Cuál consideras como la mejor marca de motoazadas http://www.ventageneradores.net/motoazadas-honda? Al menos a mí me parece que la mejor marca es Honda, pues su fama es mundial. No solo existen motoazadas marca Honda, sino también coches y herramientas de trabajo. Creo que esta una prueba más que suficiente de la calidad de este fabricante que cada año sorprende con nuevos productos industriales que hacen el trabajo de los mecánicos y el público en general mucho más fácil.

El trabajo manual es muy importante para el ser humano. Muchos especialistas en salud mental aseguran que los hombres y mujeres que se desempeñan en trabajos profesionales tienen más posibilidades de realizar sus aspiraciones personales. En cambio, quienes optan (por las razones que sean) quedarse en la casa tienden a la depresión y el aislamiento social. Este tipo de comportamientos es muy común entre las mujeres que se convierten en amas de casa, renunciando a una carrera profesional. A mí específicamente nunca me ha gustado quedarme en casa, sino salir a ganarme mi propio dinero. No se trata de que no me guste participar en las tareas del hogar, sino que realmente me gusta más hacer mi trabajo en la oficina. Mi familia a veces me ha criticado esta actitud, pues recargo mucho a mi pareja en la vida hogareña, pero la realidad es que no puedo hacer otra cosa. Hace algún tiempo mi pareja y yo fuimos a terapia por este tema, pues nos iba un poco mal en la casa. No es para menos, yo casi no estoy en casa y ella tiene que hacerlo todo sola: cocinar, hacer las tareas con los niños, hacer los mandados de la casa, recoger los regueros diarios… en fin, que un buen día no pudo más y me pidió el divorcio. Ante este escenario decidí que tenía que hacer algo por salvar mi matrimonio y le propuse ir a una consulta de parejas. Un especialista que nos atendió me dijo que realmente lo que yo tenía era una adicción al trabajo. En este sentido, me recomendó hacer ejercicios físicos para disminuir el estrés laboral. Por otro lado, me indico que debía hacer un tiempo en mi agenda para dedicárselo a mi familia. Los hijos son un regalo de la vida que hay que disfrutar. Lo mejor es estar más tiempo en casa.